martes, 23 de enero de 2007

JAZZ CLUB







LOS ANGELES, 1966

Norman, músico de jazz profesional, se separa de Emily. En realidad, es Emily quien lo deja a él. Comienza así para Norman una larga huida hacia delante, por momentos dramática, a menudo extravagante, ante los interrogantes que se le plantean. ¿Que su música provoca la admiración de sus colegas y del público? Pues él está convencido de que ya no es capaz de tocar ni una sola nota interesante. ¿Que una noche se enrolla con una tía? Se trata de un secuestro planeado por una extraña secta. ¿Que consigue escapar y se reúne con sus amigos músicos? Es para embarcarse a su pesar en una gira europea. Cuando volvemos a saber de Norman en 1999, en el Sur de Francia, descubrimos a un artista de culto que vive aislado en el campo y está a punto de reencontrarse con Emily...

Este es el texto que nos encontramos en la contraportada del cómic y con el cual intentan despertar nuestro interés y curiosidad por la historia.

Jazz Club tiene que ser leido y contemplado con delicadeza, la misma con la que se ha creado. En conjunto es una delicia de la ilustración, tiene un tono pictórico, muy colorista y con un dibujo de estilo retro similar al de la historia. En conclusión es un trabajo realizado con mucho gusto y acierto y aunque el ordenador desenpeñe un papel destacado, demostrando un verdadero talento para el infografismo, tampoco ha condicionado en exceso al autor.

Hablando del autor, Alexandre Clérisse es un apasionado del diseño y del cómic, empieza estudiando comunicación visual antes de entrar en la escuela de Angoulême. Crea la revista "Le Mouchoir", cuyo cometido es enfrentar el cómic con el diseño. Su primera obra, Jazz Club, esta coeditada por Ediciones Bang junto a Dargaud en Francia.

Alexandre Clérisse se ha encargado del guión, dibujo, tinta y color.

JAZZ CLUB

Bang Ediciones

64 págs. color. Tapa dura.

Colección Exit de Bang

17 euros.

3 comentarios:

Assumpta dijo...

Está claro que el comic te ha gustado, cuando lo haya leido yo ya te contaré.bsos

Jaume Salvà i Lara dijo...

Parece que Bang Ediciones ha dejado de lado la experimentación editorial (tipo El Pulpo para sacar valores más seguros.

Jaume Martí dijo...

Gracias por tu comentario, este tipo de referencias siempre ayudan y al mismo tiempo son positivas.